Dr. Esquerdo 136, 28007 Madrid

VIAJES POCO CONVENCIONALES: DESTINOS QUE NO ESTÁS CONSIDERANDO... PERO QUIZÁ DEBERÍAS

DESTINOS DIFERENTES

Seguro que has leído montones de artículos con las listas de “Los destinos top” o “Los mejores lugares para visitar en 2020”.

Y es verdad que este tipo de listas son geniales cuando quieres conseguir inspiración sobre algún destino para tu próximo viaje.

De hecho, nosotros también tenemos algunas:

SI VIAJAS SOLO, ESTOS SON LOS 10 MEJORES DESTINOS PARA CONOCER ESTE 2020

LOS MEJORES PAÍSES DEL MUNDO PARA VIAJAR EN FAMILIA

QUÉ LUGARES NO DEBES PERDERTE DE NINGUNA DE LAS MANERAS: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD EN ESPAÑA

Pero, la mayoría de estas listas incluyen muchos de los destinos de viaje habituales o conocidos. Por eso hemos pensado compartir algunos destinos poco convencionales, inusuales o menos conocidos que podrían no estar en tu radar de viaje, pero tal vez deberían estarlo.

Son lugares fascinantes de los que los viajeros no son conscientes por completo o que a veces evitan activamente desde una perspectiva de viaje debido a ciertos estereotipos o temores.

Son el tipo de destinos que te empujan emocionalmente, a veces físicamente, y siempre te desafían mentalmente, todo ello con el resultado de que vuelves de tu viaje con una visión diferente del mundo, y bastante a menudo con una visión diferente de ti mismo.

Pero ¡OJO! estos lugares no son para todos; pueden no ser válidos para según qué objetivos y estilos de viajes.

Son destinos en los que las cosas no siempre salen como se planean; los hoteles y el transporte pueden ser incluso diferentes de lo que la mayoría estamos acostumbrados y se pasa mucho tiempo fuera de la zona de comodidad en un intento de sumergirse en una nueva cultura.

Pero tiene su recompensa.

Si buscas un lugar diferente de lo que estás acostumbrado, si quieres ir a un destino que te haga pensar, sentir y cuestionarte algunas cosas, si quieres un poco de aventura y algo no muy turístico y más desconocido, entonces puede que… Clic para tuitear

ALBANIA

En el estrecho de Otranto, casi tocando el tacón de la bota de Italia, el pequeño país sorprende con grandes paisajes y castillos enriscados.

Tanto si eres aficionado a la playa como si quieres sumergirte en montañas espectaculares, Albania tiene algunos paisajes y experiencias increíbles para ambos tipos de viajeros. O, mucho mejor, puedes combinar ambos en un solo viaje .

Durante décadas, este país del sur de Europa, estuvo cerrado al resto del mundo, pero ya no. Si eres un amante del senderismo y el aire libre, Albania ofrece algunas subidas desafiantes y vistas impresionantes a través de las Montañas Malditas (también conocidas como los Alpes albaneses) por los pueblos de Theth y Valbona. El monte Talijanka y los picos de granito de las montañas Karanfil en la frontera con Montenegro ofrecen panoramas aún más increíbles.

Cuando te hayas cansado de las montañas (cosa poco probable), dirígete al sur en la costa adriática de Albania para encontrar aguas azules y playas relativamente vacías en Sarandë, Vlora o en las cercanías.

En el parque nacional de Llogara se cierne la llamada Riviera albana. Una sucesión de playas y calas, cuevas marinas, acantilados y pueblos tradicionales. Y la misma luz de su vecina Grecia o la isla de Corfú.

El impresionante Butrint, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, con sus ruinas griegas y romanas, nos recuerda las capas de civilizaciones de esta región durante milenios (ha sido colonia griega, ciudad romana y obispado).

BAHÍA (BRAsIL)

Para sumergirse en la cultura, música, cocina y diversidad afrobrasileña. Aunque Brasil no es un destino poco conocido, la región de Bahía es mucho menos conocida que las populares zonas costeras del sur del país, entre Río de Janeiro y Sao Paulo.

Salvador de Bahía, la colorida y vibrante capital de la región, es un lugar especial.

Recorre las brillantes calles del casco antiguo de Salvador (Pelourinho), una de las ciudades coloniales más antiguas de Sudamérica que se remonta al siglo XVI, y busca la vibrante música y la cocina afrobrasileña de la ciudad. La celebración anual del Carnaval en la ciudad atrae a bailarines con extravagantes atuendos a una multitudinaria fiesta callejera con samba y axé.

Los retiros playeros populares incluyen la ciudad surfista de Itacaré, junto con Porto Seguro, conocida por su vibrante vida nocturna, y Praia do Forte, que alberga una reserva de tortugas.
En el interior, la antigua ciudad minera de diamantes Lençóis es el acceso al Parque nacional da Chapada Diamantina, una reserva con cuevas y cascadas. Al sur, se encuentra el destino de observación de ballenas y buceo Parque Nacional Marinho de Abrolhos. En Bahía, los artistas callejeros practican capoeira, una mezcla de danza y artes marciales que rinde homenaje al patrimonio afrobrasileño de la región

bangladesh

Para salir realmente del camino turístico y sumergirte en un mar de humanidad debes visitar Bangladesh. Aunque ahora hay ya más turistas, merece mucho la pena conocer este país.

Bangladesh es un país muy divertido, intenso. Y ofrece más diversidad de vistas y experiencias de lo que uno podría esperar, desde las mezquitas pre-Moghul. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y el ciclismo a través de las plantaciones de té hasta el seguimiento de tigres en los bosques de manglares y la visita a zonas de minorías étnicas.

Marcado por su abundante vegetación y sus numerosos canales. Los ríos Padma (Ganges), Meghna y Yamuna crean planicies fértiles, y es común realizar viajes en bote.
En la costa sur, el Sundarbans, un enorme bosque de mangles compartido con la India oriental, es hogar del tigre de Bengala real.
Repleta de carros de culí y mezquitas, Daca, la capital densamente poblada, es hogar del imponente palacio del siglo XIX Ahsan Manzil, una antigua residencia real.
Al norte, la ciudad de Sylhet, rodeada de plantaciones de té y bosques, posee un santuario del santo sufi Hazrat Shah Jalal.
Cerca de Paharpur, se encuentran las ruinas de un enorme monasterio budista del siglo VIII, Somapura Mahavihara, y el templo hindú de terracota del siglo XVIII Kantaji. Chittagong Hill Tracts en el sureste ofrece excursiones espectaculares a través de selvas y cataratas.
En la costa, la larga playa de Cox’s Bazar es un destino popular para el surf.

Pero son las interacciones humanas las que hacen que visitar este país sea una experiencia única y divertida. Pero para saberlo, tienes que viajar a Bangladesh.

BOLIVIA

Paisajes asombrosos y a menudo surrealistas mezclados con una fuerte cultura indígena.

Por varias razones, los viajeros a menudo saltan Bolivia en favor de sus vecinos  (Perú, Argentina, Chile) cuando se abren camino a través de América del Sur. Pero ya te adelantamos que Bolivia vale la pena.

El Salar de Uyuni y en particular el viaje desde Tupiza presenta algunos de los paisajes más bellos del mundo aunque parecen de otro mundo con lagos verdes, formaciones rocosas al estilo de Dalí y las increíbles salinas. Y aunque verás turistas alrededor del Salar, verás mucho menos en el resto del país.

Recomendamos hacer una parada en el Lago Titicaca  que se puede explorar en kayak y hacer una caminata alrededor de la Isla del Sol llegando a ella en catamarán con villas tradicionales y ruinas incas, Tarija en el sur para probar la escena del vino boliviano, Potosí para entender la realidad de la minería en la gente y las comunidades, Sucre para una hermosa ciudad colonial y La Paz para la capital con el más dramático telón de fondo de las montañas.

Bolivia no siempre es el lugar más fácil de entender y de dar sentido, pero ciertamente vale la pena esforzarse para hacerlo.

COLOMBIA

Para disfrutar de la Cordillera de los Andes, el Océano Pacífico y el Mar Caribe, con bosques tropicales, ruinas indígenas, plantaciones de café y ciudades coloniales a lo largo del camino.

No hace mucho tiempo Colombia era conocida por las drogas, los rebeldes de las FARC, Pablo Escobar y la violencia. Pero el país ha estado experimentando estabilidad estos últimos años y más áreas se han abierto a los viajeros para que las exploren. El tamaño y la diversidad de las experiencias en Colombia están mucho más allá de lo que se puedas haber imaginado.

En Bogotá, su capital a gran altura, el distrito Zona Rosa es famoso por sus restaurantes y tiendas.
Cartagena, en la costa del Caribe, tiene una Ciudad Antigua colonial amurallada, un castillo del siglo XVI y arrecifes de coral cercanos.
Tiene espectaculares paisajes montañosos alrededor del Eje Cafetero (también llamado el Triángulo del Café), una tranquila región de pendientes cubiertas de plantaciones de café y orquídeas silvestres, junto con senderos para el ciclismo y las cabalgatas.
Puedes practicar alpinismo y volar en alas delta en Santander, o descender el ríos en los rápidos del río Barragán.
También podrás explorar el vasto bosque tropical del Amazonas.
Cerca de Santa Marta, en el norte, se encuentran las ruinas de la Ciudad Perdida (también conocida como Teyuna), con antiguas terrazas cubiertas de selva.
En la costa, se encuentra el Parque Natural Tayrona con una fauna diversa y sitios de buceo con esnórquel y surf.

Y  el pueblo colombiano es amigable, divertido y abierto y es notablemente diverso de un rincón a otro del país.

ETIOPÍA

Antiguas iglesias excavadas en la roca y talladas bajo tierra, notables paisajes montañosos, castillos, platos grandes de deliciosa comida local. ¿Necesitamos decir más?

Etiopía sorprende de muchas maneras, especialmente con su profunda historia y cultura que se remonta a más de 2.000 años de la civilización aksumita y la adopción del cristianismo en el año 330 d.C. (la segunda nación cristiana del mundo). Se puede sentir una conexión directa entre el pasado y el presente de Etiopía a través de su adhesión al ritual. Es un lugar de cultura ancestral con hallazgos arqueológicos de más de 3 millones de años de antigüedad.

También te asombrarán  sus montañas y las opciones de trekking disponibles en las montañas de Simien y Gheralta.

Etiopía puede ser difícil de entender y procesar, especialmente con los estereotipos imperantes.

La historia de Etiopía es profunda y larga, pero aún se siente viva hoy en día a través de sus iglesias, sus sacerdotes y su pueblo. Quizás ningún lugar ejemplifique mejor esto que las notables iglesias antiguas talladas en roca de Lalibela.

La cocina etíope es razón suficiente para viajar a Etiopía.

En la capital, Adís Abeba, el Museo Nacional exhibe arte y colecciones arqueológicas, mientras que el Museo Etnológico tiene artefactos tribales. La catedral de la Santísima Trinidad es donde el emperador Haile Selassie fue sepultado en 1975.

El conjunto de castillos de Fasil Ghebi, antigua sede de los emperadores etíopes, se encuentra en Gondar. Harar es una ciudad amurallada similar a un laberinto con varias mezquitas.

El lago Tana es el origen del río Nilo Azul, cerca del cual fluyen las Cataratas del Nilo Azul.

El poco concurrido Parque Nacional del Monte Bale es conocido por su fauna nativa. Las rutas de excursión son características en el Parque Nacional de Simien, un hábitat de especies en peligro de extinción

GEORGIA

A pesar de toda la historia y de los notables paisajes montañosos, lo mejor de Georgia está en el pueblo georgiano, tremendamente hospitalario.

Añádele a esto una hermosa cordillera, una capital cultural y arquitectónicamente ecléctica, algunas de las iglesias más espirituales y una comida increíble y tienes un gran destino que no querrás perderte.

Ubicado en la intersección de Europa y Asia, fue una república soviética.
Alberga aldeas en las montañas del Cáucaso y playas en el mar Negro.
Es famosa por Vardzia, un amplio monasterio excavado que data del siglo XII, y la antigua región vitivinícola de Kajetia.
La capital, Tiflis, es conocida por su diversa arquitectura y sus calles de adoquines con forma de laberinto en la ciudad antigua.
Sobre Tiflis se alza el castillo Narikala, una fortaleza reconstruida fundada en el siglo IV y usada durante las ocupaciones turca y persa.
La catedral medieval de Svetitsjoveli, que data del siglo XI, es una de las iglesias ortodoxas destacadas de Georgia centradas en la cercana ciudad de Miskheta.
En las laderas del monte Kazbek de 5,033 m de altura, se encuentra la icónica iglesia de la Trinidad de Gergeti, del siglo XIV.
El glaciar Gergeti es un destino popular para las excursiones más arriba de las laderas del monte.
Junto a la costa del mar Negro, la ciudad turística de Batumi tiene un paseo costero y una activa vida nocturna.

HAITÍ

Haití es sorprendente, complicado y fascinante.

Claro que el país tiene algunas hermosas playas de arena blanca, pero son los artistas, los músicos, las cascadas, las fortalezas de las colinas, las redes de cuevas y los misterios del Vudú los que probablemente te dejarán las impresiones más duraderas.

Aunque Haití está a sólo una hora y media de Miami por aire y comparte la misma isla como destino de vacaciones popular República Dominicana, solo recibe unos pocos viajeros cada año.

Pese a estar recuperándose del terremoto de 2010, muchos de los monumentos de Haití que datan de comienzos del siglo XIX permanecen intactos. Entre estos se incluyen la Ciudadela de Laferrière, una fortaleza sobre una montaña, y las ruinas circundantes del palacio de Sanssouci, la antigua residencia real de estilo barroco del Rey Enrique I.
Las adornadas y coloridas casas de estilo gingerbread se encuentran en su capital, Puerto Príncipe. Hay vendedores de frutas, hierbas y pociones dentro de una enorme estructura de metal roja conocida como el Mercado de Hierro. El Museo del Panteón Nacional Haitiano muestra la historia y la cultura del país, al igual que el Museo Colonial Ogier-Fombrun que se encuentra en una plantación de azúcar restaurada.
Côte des Arcadins ofrece centros turísticos costeros y playas bordeadas de palmeras, aptas para nadar, bucear con esnórquel y buceo submarino.
El Parque Nacional de Macaya tiene altas cimas cubiertas de bosques, senderos de excursión y una fauna diversa.

IRÁN

Viajar a Irán supone viajar a un país donde la experiencia de viaje sobre el terreno no podría ser más diferente que las impresiones que dejan las noticias.

Irán también cuenta con algunos de los sitios históricos más impresionantes (incluyendo 19 sitios de la UNESCO).

Visitar la Persépolis de 2500 años de antigüedad, que una vez fue la capital de la antigua Persia, es una lección no sólo de la fortaleza del Imperio Persa, sino una perspectiva de cómo las civilizaciones y el poder van y vienen.

Isfahán es famosa por la plaza de Naqsh-e Yahán (o plaza del imán), bordeada de obras maestras arquitectónicas safávidas, incluida la Mezquita del jeque Lotf Allah (1619), con mosaicos complejos, y la Mezquita del Shah (1629).

La ciudad de peregrinación Mashhad alberga el enorme santuario del Imán Reza.

La Tumba de Hafez, en la ciudad de Shiraz en el suroeste, es un monumento rodeado de jardines en honor a un poeta persa del siglo XIV.

En Teherán está el Complejo Sa’dabad, antigua residencia de la dinastía Pahlaví que cuenta con edificios ornamentales y museos patrimoniales. El Museo Nacional cuenta con hallazgos arqueológicos iraníes.

Fuera de Teherán, en los montes Elburz, están los centros de esquí Dizin y Shemshak.

Además de las Tres Grandes de Irán (Shiraz, Isfahán y Yazd), amplía tu conocimiento del país con una visita a la parte noroccidental de Irán para encontrar aún más sorpresas como los pueblos de chimeneas de hadas, los monasterios armenios y el mayor mercado cubierto del mundo en Tabriz. Luego, cierra tu aventura tomando el tren de Irán a Estambul.

El oeste de Irán, menos conocido, está lleno de ciudades como Hamadan, Kermanshan y Ahvaz y de sitios antiguos cercanos como la roca de Bishapur, Tchogha Zabnil Ziggurat (UNESCO), Taq-e Bostan Reliefs.

KIRGUISTÁN

Kirguistán  es un escabroso país de Asia Central que se ubica en la Ruta de la Seda, la antigua vía comercial entre China y el Mediterráneo.

Está lleno de impresionantes vistas de montañas como la del Pico Lenin.

Debes viajar a Kirguistán para experimentar un país que es más del 90% montañoso y lleno de paisajes impresionantes. Añade a eso un sabor de cultura nómada tradicional con un poco de resaca soviética, y tendrás las bases de un destino único y accesible. Esto hace de Kirguistán un lugar ideal para los senderistas y los amantes del aire libre, así como para aquellos interesados en la cultura y las experiencias fuera de lo común.

Las montañas Tian Shan, que rodean la antigua ruta de caravanas y dominan el país, son el hogar de leopardos de las nieves, linces y ovejas. En el sur, la milenaria ciudad de Osh tiene un enorme y activo mercado público que alguna vez fue una parada en la Ruta de la Seda.
El lago de agua salada Issyk-Kul también fue una parada en la Ruta de la Seda y en la actualidad es un destino vacacional con termas y baños de barro.
Al oeste se encuentra la capital de influencia soviética, Biskek, conocida por su ambiente artístico y también por la Torre de Burana del siglo XI, un minarete tallado elaboradamente que se alza en un campo.
El Parque nacional Ala Archa se encuentra cerca y ofrece sitios de acampada y esquí en el valle de un río.

Además, hay una red de turismo comunitario (CBT) en todo el país y organizaciones de gestión de destinos (DMO) en Karakol, en la costa sur de Issyk-Kul, Osh y Jyrgalan que ofrecen experiencias locales, guías y alojamiento en casas de familia que facilitan la conexión e interacción con los locales. También pueden organizar y prestar apoyo a las caminatas y los paseos a caballo en las montañas, incluido el alquiler de equipo, las estancias en yurtas y los guías de montaña locales.

MADAGASCAR

Para acercarte a lémures juguetones y camaleones coloridos mientras descubres la increíble diversidad y singularidad de la naturaleza, la historia y los pueblos de Madagascar. A menudo los viajeros piensan que viajar por África es solo ir de safari para ver los “5 grandes” animales en la parte sur y este del continente.

Y aunque Madagascar no tiene ninguno de estos “5 grandes” animales de safari, tiene algo aún más único y fascinante: se estima que el 80-90% de la fauna y la flora de Madagascar se considera endémica de la isla, lo que significa que no se puede encontrar en ningún otro lugar del mundo.

Sí, las 110 especies de lémures son solo el comienzo. Las capas de historia de Madagascar y la mezcla de culturas también son sorprendentemente diversas. Los primeros habitantes llegaron hace unos 2.000 años de Australasia (cerca de Malasia-Indonesia). Esto influyó no solo en el idioma malgache que se habla hoy en día, sino también en el desarrollo de los arrozales en terrazas en todo el país que todavía se utilizan en la actualidad. Las capas de migración de África, Oriente Medio, Asia Oriental y Europa desde entonces se han mezclado en lo que se ve en los pueblos, culturas y cocinas de Madagascar hoy en día.

También tienes hermosas playas para relajarte y procesar todo lo que has experimentado.

 Cerca de la ajetreada capital, Antananarivo, se ubica Ambohimanga, un complejo de palacios reales y cementerios en la ladera, junto con la “avenida de los Baobabs”, un camino de tierra bordeado de enormes árboles con siglos de antigüedad.
En el oeste se encuentra la reserva Tsingy de Bemaraha, famosa por sus pináculos de caliza de aspecto alienígena.
Al este se encuentra la isla Santa María, un destino con balnearios, un antiguo escondite pirata y una zona de crianza de ballenas.
En el sur, el Parque Nacional Isalo tiene desfiladeros escarpados, pilares de arenisca y piscinas de rocas.
En la costa norte, está Nosy Be, un balneario insular popular con mares protegidos y pesca al brumeo.
El lémur dorado del bambú en peligro de extinción habita las colinas arboladas del Parque Nacional Ranomafana, mientras que se pueden hallar gecos y camaleones en el Parque Nacional de Masoala.

ucrania

No dejes que algún titular de las noticias te desvíe de este país sorprendentemente rico y diverso.

Kiev, la capital del país, tuvo su apogeo en los siglos X-XII como centro del imperio ruso de Kiev y la ciudad todavía tiene varias impresionantes catedrales de dichos siglos como la de Santa Sofía y la de Kiev Pechersk Lavra (Monasterio de las Cuevas de Kiev) que permanecen hasta el día de hoy.

Pero la ciudad también tiene un impresionante arte callejero y una escena de diseño con una sensación de juventud en sus calles. Añade a esto el pasado soviético del país y la arquitectura y en este contraste encontrarás lo que hace a la ciudad tan interesante.

Luego está Odessa en el Mar Negro, que una vez fue un vibrante centro cultural y literario en el siglo XIX, y sus calles están llenas de una mezcla de estilos art nouveau y renacentista con un toque de la antigua Rusia y del Mediterráneo. Todavía considerada un centro de la cultura rusa, es probable que oigas más ruso aquí que ucraniano. Pero no es así en Lviv, cerca de la frontera occidental con Polonia, conocida por su nacionalismo y cultura ucraniana. Desde el siglo XIII, sus coloridas plazas y calles empedradas tienen un aire más polaco y austro-húngaro.

Por supuesto, estas tres ciudades son sólo la punta del iceberg ucraniano. Pero te darán una idea de la diversidad y la rica historia de todo el país.

Todos hemos leído alguna lista de los países más conocidos para visitar y, en muchas ocasiones, hasta ya hemos tenido oportunidad de viajar a ellos y conocerlos.

Pero ¿verdad que hay ocasiones en que buscas algo diferenciador en tu viaje? ¿Un destino que se salga de lo habitual y te haga replantearte tu idea de lo que esperas de un lugar?

Si es así, has llegado al lugar perfecto para encontrar un montón de destinos poco convencionales, pero igualmente llenos de atractivo.

¿Has viajado ya a alguno de estos países? ¿Qué otros destinos incluirías en esta lista de viajes poco convencionales?

Si quieres saber más sobre alguno de estos (u otros) destinos,  no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Dejar un comentario

Subscríbete a nuestra Newsletter
Subscríbete para recibir actualizaciones de las últimas noticias y ofertas especiales. También puedes dejarnos un mensaje.
No, Gracias
Gracias por suscribirte.
Respetamos tu privacidad. Tus datos están seguros y nunca serán compartidos.
No te lo pierdas. Apúntate ya.
×
×
WordPress Popup